La Fotografía como autoayuda

 

La fotografía siempre ha sido un medio que nos ayuda a documentar, a transmitir emociones, a recordar y a la vez a crear o contar historias.

Quien hace fotografía emotiva ,sabe que las emociones son las verdaderas protagonistas de las fotos. Se pueden encontrar o se pueden buscar, no es algo complicado. Todo depende de la empatía o sensibilización del fotógrafo.

Todos  al ver una foto ,recordamos sensaciones, o simplemente nos acordamos de ese momento vivido. Ya que nuestro cerebro solo almacena imágenes y sentimientos.

Mucha gente tiene fotos de seres allegados ya fallecidos. Las cuales nos ayuda a recordar a esa persona tan querida, nos ayuda a poner rostro ,nos ayuda a recordar.

Pero aquí viene un tema clave. ¿Qué pasa cuando ese fallecido es un prematuro?

No solemos disponer de ninguna imagen ( Hablando en general) que pruebe que ha existido. No podemos reflejar nuestro dolor por su perdida. No podemos exteriorizar nuestro amor infinito por un hijo que ya no esta…

Además la mayoría de la gente no puede llegar a  comprender ese dolor tan profundo y tan intenso que llevan esos padres. No se pueden llegar a imaginar que algunos padres se sientan culpables, frustrados, incomprendidos,etc.

No hace falta tener una carrera de psicología, para saber que cualquier dolor emocional si no lo exteriorizas, si no lo sacas de tus entrañas…es malo

Aquí es donde una de las cosas que nos puede ayudar a exteriorizar esos sentimientos, es la fotografía. Con una fotografía podemos plasmar esos sentimientos de amor de nuestro hijo/a, podemos ponerle alma y nombre a alguien que aunque no tenga rostro, ha existido.

Este tipo de fotografía es algo muy sencillo y además nos ayudara a plasmar nuestros sentimientos en una imagen, a poder tener algo que demuestre que nuestra mariposa existe.

Pienso que crear un recuerdo bonito (aunque doloroso) y contar esta historia es la manera más beneficiosa para enseñar al mundo que vuestro hijo/a han existido .

 

Es la manera más fácil de crear un vinculo emotivo hacia esa mariposa ,que aunque no tengamos rostro ,tiene nombre , apellidos y alma.

La fotografía tiene la magia de contar en una imagen miles de sentimientos, y sobre todo crear recuerdos.

No es una fotografía nada difícil y a la vez es súper beneficioso para ayudarnos a exteriorizar , no el dolor, si no todo nuestro amor infinito.

Es una fotografía que la puede hacer cualquier persona,da igual sus conocimientos,da igual su equipo.

Solamente se necesita Sensibilidad.

Pero recordar , la fotografía es la manera más fácil de transmitir recuerdos imborrables, porque al final eso es lo que os ayudará, a no esconder ese dolor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *